martes, 16 de marzo de 2010

"LA HISTORIA OFICIAL": ¿CUÁL ES LA VERDAD DE TODO PASADO; Y CUÁL SERÁ LA VERSIÓN FUTURA DEL PRESENTE?









Dirección: Luis Puenzo Producción: Marcelo Piñeyro Guión: Aída Bortnik, Luis Puenzo Música: Atilio Stampone Sonido: Abelardo Kuschnir Fotografía: Félix Monti Montaje: Juan Carlos Macías Vestuario: Ticky García Estévez Reparto: Héctor Alterio, Norma Aleandro, Chunchuna Villafañe, Hugo Arana. País: Argentina Género: Drama Duración: 115 minutos
Parece un tema epistemológico, ajeno al evidente objetivo de denuncia de hechos aberrantes en la realidad inmediata, la controversia que se introduce por vía de manifestaciones del alumnado acerca del modo en que perdió la vida Moreno, esto es si murió de muerte natural o de si fue asesinado, o la de si a Castelli se le corto la lengua para impedirle hablar; esta teoría aparece como infantilmente peregrina dada la circunstancia de que toda la historiografía, incluso la revisionista, parece conteste en que Castelli volvió de Huaqui afectado de un cáncer de lengua que terminó con su vida, razón por la cual no pudo tener término el proceso que se le seguía como presunto responsable de la derrota en aquella batalla. En este sentido hay interrogantes más trascendentes que formular, la primera de todas cales fueron los reales motivos inspiradores de la revolución, y sí, no se trató esencialmente de un ejemplo convalidante de la dialéctica materialista núcleo central de la concepción marxista de la historia, y lo que estaba en juego era el disfrute de las rentas derivadas de la explotación del puerto de Buenos Aires, que no otro es el punto de miras de la manida Representación de los Hacendados. Se entiende que se trata de un esfuerzo para enfatizar la verosimilitud de simplista credulidad e inocencia de una profesora, quien, puesta en su condición de mujer ha aceptado acoger una niña por conductos ilegales y registrarla ilícitamente como su hija natural, sin ocurrírsele que podría provenir de la apropiación brutal de criaturas consumada durante la dictadura militar, provenientes de madres predestinadas a “ser desaparecidas”; ella tampoco tenía conocimiento de la existencia de un sistema de exterminio a través de “la desaparición” de personas. Pero debemos conceder que estamos frente a una producción ficcional y atendiendo a ello debemos hacer una “licencia poética” en el análisis. El momento de mayor riqueza conceptual de la película se produce en el diálogo sostenido entre los miembros varones en oportunidad del almuerzo familiar, y en la vibrante voz de Jorge Petraglia que se exponen de un modo contundente los motivos de repudio hacia su hijo triunfador, cuando es sabido que para alcanzar sus metas ha debito transitar los caminos más sórdidos y aviesos de las miserias humanas.


Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal