miércoles, 10 de marzo de 2010

"EL NACIMIENO DE LA VÍA LÁCTEA"

Heracles, a quien los latinos llamamos Hércules, es el héroe más popular y admirado d toda la mitología clásica. Heracles era hijo de Alcmena y Anfitrión, pero su verdadero padre fue en realidad Zeus, quien, en ausencia de Anfitrión tomó el aspecto y forma de éste, logró engañar a Alcmena, y engendró con ella a Heracles, en el curso de una larga noche de vínculo amoroso.
Zeus tenía a Heracles como su preferido, a pesar de que nominalmente no era hijo suyo, y esta inclinación hacia el hijo nacido de otra mujer, sumado al hecho mismo de la infidelidad, chocaba mucho en el temperamento de Hera, mujer de Zeus, celosa y vengativa.
Para que el niño gozase de la inmortalidad propia de los dioses, era necesario que fuese amamantado por Hera, su peor enemiga. Fue pues necesario recurrir a un ardid. Según ciertas tradiciones Alcmena – ya en conocimiento de la realidad – acercó a Hermes al pecho de la diosa dormida. Cuando esta se despertó lo arrojó lejos de sí, pero ya la leche fluía de su pecho dejando en el cielo una estela: LA VÍA LACTEA.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal