martes, 2 de marzo de 2010

"LA FUENTE DE LA DONCELLA": OBRA MAGNA DE BERGMAN




TITULO ORIGINAL Jungfrukällan AÑO 1960 DURACIÓN 89 min PAÍS Suecia DIRECTOR Ingmar Bergman GUIÓN Ulla Isaksson FOTOGRAFÍA Sven Nykvist REPARTO Max von Sydow, Birgitta Valberg, Gunnel Lindblom, Birgitta Pettersson, Axel Düberg.

Si bien las referencias del origen argumental devienen de una leyenda sueca, el análisis debe remitirse a la película en tanto es expresión independiente y autónoma de una idea. Se hace evidente que la familia ubicada en el centro del relato se halla infatuada por la religiosidad, al punto de tener suprema importancia en su seno todos los preceptos litúrgicos, aún aquellos que suponen la consumación de un acto mecánico e intrascendente; ello no les impide tener un tratamiento degradante y persistentemente condenatorio para con la muchacha “bastarda”, admitida en el seno hogareño en una actitud presuntamente “piadosa” y que se encuentra en proceso de gestación de un niño concebido fuera del sacramento matrimonial. El caballero que lidera la familia responde a un crimen ignominioso con una matanza ejecutada a mansalva. Eleva a Dios su plegaria indicándole que “no lo entiende”, afirmación que aparece desajustada en boca de alguien que se supone ha tenido adecuado conocimiento de la vida, antes que las desgracias lleguen a afectarlo de un modo personal. Sabemos que era práctica de la época, y a pesar de no haber desaparecido del todo, la revolución de preceptos provocada por el protestantismo dio esclarecimiento conceptual a la inviabilidad de las ofrendas materiales como vía de redención de los pecados. En el caso, y para el modo de pensar de nuestro tiempo, la promesa del caballero de construir una iglesia en búsqueda de perdón, rezuma la sensación de un acto impropio.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal