miércoles, 8 de diciembre de 2010

PELÍCULA: "EL DOCTOR ZHIVAGO"




Dir David Lean. Con Omar Sharif, Geraldine Chaplin, Julie Christie, Tom Courtenay, Alec Guinness, Siobhan McKenna, Ralph Richardson, Rod Steiger.


Obra infestada de un parcialismo ideológico intolerable, que llega al infantilismo. Se entroniza la figura de carilindo doctor que en su extremo individualismo y egolatría busca refugio en su “jardín o coto de aislamiento”, dejando de lado el juramento hipocrático y la mínima sensibilidad que imponía su presencia y desempeño médico en la innumerable cantidad de necesitados arrojados al desamparo por las excepcionales condiciones existentes. Consuma adulterio, siendo que está en compañía de su esposa, un hijo y otro en camino y termina su carrera de esa sucesión de actos abominables, inspirados por el egoísmo más condenable al rechazar la oferta – que se adivina sincera y proveniente de un hombre, viciado de pragmatismo pero a la sazón bien inspirada – que le habría permitido salvar a su amante y la hija de esta y reunirse con su verdadera familia en el exterior; prefiere hacer prevalecer su egocentrismo o inmoralidad, y se deciden con su amante a vivir en condiciones, donde la subsistencia se presenta como imposible, gozosamente los supuestos últimos momentos de sus vidas, no sin antes engendrar, en el extremo de la irresponsabilidad, un nuevo hijo en el vientre de la amante. Frente a él, la figura del joven marido de su amante, se lo presenta con el rostro de los poseídos; no se atiende a que su gesto bronco y adusto proviene de estar encarnando un movimiento histórico muy conmocionante y comprometido, a caballo de una revolución orientada a la superación de la condición humana; este idealismo, hayan o no sido acertados sus objetivos o los medios empleados, estuvo animado por una causa de bien…que imponía altos costos y la decisión de pagarlos, y ser concientes de su significado genera naturalmente esa gestualidad sombría con que se lo dibuja en el fin. Al idealismo responsable prefiere opínesele el confort del escapismo. Hay una carga ideológica tan primaria que más bien parece una autodenuncia de torpeza.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal