miércoles, 8 de diciembre de 2010

"GERMINAL": LOS ALBORES DE LA LUCHA OBRERA





Es la etapa de la revolución industrial en que las condiciones de trabajo en las minas tocaban el extremo más álgido de su inhumanidad; surgen y se entrechocan todas las ideologías de reivindicación social: el socialismo, luego tachado de utópico por los marxistas, las ideas comunistas de los marxistas científicos y los anarquistas, partidarios de la destrucción masiva de los medios de producción para la búsqueda posterior de un nuevo orden. El hambre quita a los mineros capacidad de lucha, y ante la vuelta al trabajo en condiciones de rendición eligen el repudio a su líder bien intencionado. El anarquista ensaya su solución sin éxito: el dirigente socialista emigra soñando con el ideal de la unión internacional de todos los trabajadores. Todavía se desatendía la real condición de todos los humanos, y se partía del supuesto de encontrar solo amor en el corazón de cada trabajador. La historia demostraría que el egoísmo no es ajeno a sus sentimientos.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal