miércoles, 31 de marzo de 2010

"MUERTE DE ACRISIO"... CONTRA EL DESTINO NADIE LA TALLA...

En cuanto a la constelación de Perseo, sobresale durante las noches de otoño en el Hemisferio Norte, aunque debido a su declinación, es visible también en otras épocas desde esas latitudes.

Acrisio, abuelo de Perseo, había consultado al oráculo como podría tener hijos; el vaticinio fue ominoso: su hija Dánae tendría uno y éste sería el causante de su muerte.
Aterrorizado, quiso evadir tan infausto desenlace y para ello encerró a su hija en una jaula subterránea.
Ya hemos tratado el tema de cómo Zeus, convertido en lluvia de oro llegó has Dánae y la poseyó. Pasado el tiempo los gritos de una criatura alertaron a Acrisio sobre la ineficacia de su artimaña y en este caso recurrió a medios violentos para asegurar su subsistencia. Comenzó por da muerte a la nodriza por considerarla cómplice necesaria, y a su hija y s nieto los arrojó al mar en una caja de madera.
Anduvieron un tiempo a la deriva y finalmente la caja recaló en la isla de Sérifos, donde fueron acogidos.
Allí bien pronto se puso en evidencia la excepcional personalidad del hijo de Dánae, que no era otro que célebre Perseo, uno de los héroes mas destacables de la mitología griega.
Luego de protagonizar grandes aventuras, algunas de ellas del mayor riesgo, y habiendo transcurrido en consecuencia muchos años, se dirigió al país de los pelasgos donde el rey de Larisa había organizado juegos en honor de u difunto padre; Perseo se presentó para participar en ellos. Acrisio asistía también como espectador; y he aquí que al lanzar Perseo el disco, este fue a dar en la humanidad de Acrisio y lo mató. Es que las Moiras habían estado trabajando, y cortaron el hilo del carretel vital en el momento señalado por el destino.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal