viernes, 27 de noviembre de 2009

"EL SEPTIMO SELLO". TODA LA PROFUNDIDAD Y TODA LA GENIALIDAD DE BERGMAN.

.


Director: Ingmar Bergman Protagonistas: Max von Sydow, Gunnar Björnstrand, Nils Poppe, Bibi Andersson, Bengt Ekerot, Gunnel Lindblom, Maud Hansson, Ake Fridell Genero: Drama Duracion: 97 min. Año: 1956 Idioma: Sueco.


Excelente película de profundo sustrato filosófico y fuertes connotaciones existenciales, en cuanto su clave central la constituye una permanente indagación acerca del sentido de la vida, la existencia o no de Dios y la vigencia de una ley moral que rija la conducta de los hombres. El personaje principal (Max Von Sydow) representa a un caballero cruzado que ha estado por largo tiempo luchando en Las Cruzadas y retorna a su tierra cargado de desengaño y escepticismo. La Muerte le sale al paso dispuesta a cumplir su cometido, y el caballero, en su ansia por ganar tiempo le propone que diluciden su enfrentamiento a través de una partida de ajedrez; el reto es aceptado, aunque la Muerte se siente en la obligación de aclarar que ineluctablemente habrá de vencer; esta aclaración a nadie sorprende, ya que todos, a partir de cierta edad, somos conscientes de la condición irremediablemente mortal de nuestro destino; la fugacidad e intrascendencia de nuestro paso por la vida y de allí la búsqueda permanente de un sentido para nuestra existencia y el carácter trágico que ese conocimiento de nuestro fin irremediable tiene para los seres humanos. Más allá de los credos religiosos, ninguna de las indagaciones metafísicas, las distintas cosmogonías, teorías o pensamientos filosóficos han podido dar respuesta a esos interrogantes. Esa imagen del caballero disputando la partida de ajedrez, a orillas del mar, con un personaje vestido con una túnica y capucha negra cuya simbología alude inequívocamente a la Muerte, ha pasado a ser emblemática y proyecta un alto impacto emocional; pero debe tenerse en claro que en ningún momento se conforma una relación dialéctica entre los contendientes, ya las preguntas del caballero sobre temas sustantivos quedan sin respuesta. Más bien viene a constituir una parábola de la negación a un esclarecimiento en el ámbito terreno de las dudas trascendentes y asevera la convicción de deberemos cargar de por vida con el peso de ese angustiante misterio.


..............................


¡UNA SONRISA…PÓNGALE ONDA, PLEASE!

A: ¿Sabés que le dijo un japonés al piano?

B: … Lo ignoro…

A: …no tecleo…

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal