domingo, 7 de noviembre de 2010

"LA NACIÒN: HAMBREADOS PARA SIEMPRE"


Mariano Grondona: “El país en el remolino de los sentimientos” 7-11-10



Ud. parece identificar institucionalidad con el funcionamiento del sistema electoral; a partir de allí “El dejar hacer…dejar pasar… el mundo marcha por sí mismo” de los fisiócratas (Quesnay a la cabeza); a partir de allí el dejar hacer se convierte, por el normal devenir de los hechos, en la acentuación de las desigualdades y de las injusticias, ya que SON UNICAMENTE LOS PODEROSOS LOS QUE PUEDEN HACER. La democracia no se agota en el acto eleccionario. La constitución ya es pletórica de derechos y garantías que hoy no son respetados, y sin embargo se ha llevado a la condición de los humildes a un nivel tan aberrante que su reversión no puede perseguirse con una sonrisa de complacencia en los labios. Parece que Ud. no advirtió la energía, fervor, contundencia y nobleza que afloró en las exequias de Néstor Kirchner. Más allá de la estrategia electoral, se encuentra la consumación plena del PROYECTO. No se regodee con 2015, puede ser algo circunstancial. Paulino Rua

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal