viernes, 17 de septiembre de 2010

“EL GOZO DE LA DERECHA INFAME”

Marcos Aguinis, comentario a su nota del 15/09/10, en L. Nación: “Fidel, el resucitado”

Uno, observador y estudioso de la condición humana, nunca albergó la convicción de que el comunismo, esencialmente una doctrina basada, para su operatividad, en principios de solidaridad, pudiese tener andamiento. El peronismo fijó la premisa de los límites de la “justicia posible” y proveyó las bases estructurales para su consumación. Sin embargo escuchar a Fidel en esos discursos faraónicos llenos de verdades irrefutables y pletórico de alegorías casi poéticas, a uno lo acariciaba el ensueño de que el mundo podía y debía ser mejor; luego vendría el choque con la verdad prosaica de la vida. Pero aquel baño de principios que llevaban a un estadío más noble de la existencia, nos hacía mejores. Recientemente, convocó a su pueblo: no fue para una arenga. Alertó al mundo sobre los peligros del armamentismo nuclear y llamó a luchar contra el peligro de la desaparición de la especie humana. Lo ya conocido, en su voz sonó más actual y trascendente. GRANDE FIDEL CASTRO. Paulino Rúa

Observación 1:
§ Ud. debería observar mejor. El comunismo no se basó en principios de "solidaridad", sino en la supresión de la libertad individual en nombre de la "comunidad", y en la abolición de la propiedad privada de los medios de producción. Su resultado es harto conocido: pérdida de la libertad individual, opresión del aparato estatal, cárcel, destierros y miseria. Ningún país que lo haya padecido pretende volver a él. Y mejor guarde su lenguaje poético para alguien que lo merezca, que ciertamente no puede ser un dictador que tanta responsabilidad tiene por haber arruinado la vida de generaciones de cubanos.

Respuesta a la observación 1:

Contesto a la observación 1) de mi 71. Lo que Ud. enumera, deshollinador, son consecuencias no deseadas del sistema que recoge ideológicamente su fuente en los principios del marxismo- leninismo y otros autores que han concurrido a desarrollar esta doctrina. En el orden práctico, sus promotores definían sus efectos con el precepto del socialista Luís Blanc: “De cada cual según su capacidad y a cada cual su necesidad”; estamos frente a la ecuación perfecta de la solidaridad: dar de mi lo más y mejor de que fuese capaz y pedir sólo lo que me fuere estrictamente necesario. Pero siempre fue conciente de que esa idealidad era inconciliable con la rapacidad y codicia de los humanos. (Confirman Schopenhauer, Hobbes, otros autores y nuestra propia observación); pero ello no impide guardar admiración y respeto por aquellos que lucharon y hasta dieron la vida por un ideal superior que creyeron realizable. El mayor grado de justicia, “la justicia posible”, la ofrece el peronismo. Paulino Rúa.

Observación 2

Ninguna doctrina basada en la solidaridad que para su operatividad use la coacción violenta triunfa.-Todas fracasaron, la historia es testigo.-


Respuesta a la observación 2:
Contesto a la observación 2 de mi 71. Estoy de acuerdo con Ud. isagoge que por la acción violenta no se puede llegar a un sistema triunfante. Por ello, y dada la codicia y perversidad de lo humano, es que nunca alenté esperanzas en el triunfo del comunismo. Ellos no se proponían ejercitar la opresión para el triunfo del sistema; creían en la posibilidad de generar un “hombre nuevo” a partir de condiciones sociales diferentes.
Hasta donde yo sé eso no se ha logrado, pero ello no neutraliza mi admiración por los hombres que honestamente lucharon por lo que creyeron en un mundo mejor y en su gran mayoría dieron su vida en el intento. Fidel Castro es un hombre de excepcionales cualidades éticas y el torpe embargo de USA lo llevó a una lucha  más extrema de lo que él mismo, supongo, habría deseado. Por lo que a mi respecta, creo que la conjunción de fuerzas que se aglutinan dentro del movimiento peronista es o admite el logro del “máximo de justicia posible”.


Observación 3:

§ deshollinador: Sería conveniente que investigaras un poco sobre la teoría marxista (y si te interesa sobre Gramsci) y dp opinaras.Por otro lado, cualquier ideología mal aplicada puede derivar en regímenes dictatoriales. A mi juicio sería muy beneficioso si en el mundo pudiésemos aplicar una ideología superadora basada en la solidaridad que permitiera desarrollar al máximo las potencialidades y capacidades de cada persona. Personalmente no estoy para nada de acuerdo con el régimen castrista y obviamente tampoco estoy de acuerdo con la dictadura capitalista a la que estamos sometidos


Respuesta a la observación 3:

Contesto a la observación 3 de mi 71. La máxima ideología superadora, a mi juicio christians, la da el peronismo. Al ser un movimiento que comprende en su interior a la izquierda más extrema, hasta la derecha inteligente, marca el grado de “la justicia posible”. Ir más allá es inconciliable con la rapacidad de los humanos (Ver Hobbes, Schopenhauer, otros autores y la propia observación); hay que vivir esa constante dialéctica y el resultado será de todos modos imperfecto. Un avance hacia un nivel ético superior queda reservado al nivel íntimo de cada uno.


Observación 4:

§ Paulino Rúa, nick Pauliliz, lo suyo es una ensoñación juvenil que todos, quien más quien menos, la hemos padecido, pero me da la impresión que en el trascender de la vida no le ha llegado "el choque con la verdad prosaica". Sigue pensando en el romántico revolucionario que se desprende de todo para luchar por la especie humana, lamento decirle que esa ensoñación no existe, ya estamos grandes para soñar con románticos revolucionarios.


Respuesta a la observación 4:

Contesto a la observación 4 de mi 71ª mi juicio, llamalnelida, el viejo pensamiento, creo que originado en Churchill, de que todos somos revolucionarios a los veinte años y conservadores a los cuarenta, encierra algo de hipocresía y mucho de claudicación. Como lo expongo en la nota, nunca creí en la posible consecución de la propuesta comunista; no porque fuese repudiable, sino debido a la incompatibilidad de sus ideales con la imperfecta condición humana. Sería que a los veinte ya había atravesado experiencias y que muy pronto frecuente la lectura de Schopenhauer, de Hobbes (Este último autor, lamentablemente, llevó razón sobre las teorías optimistas de Rousseau).Empero, no me quite el derecho de haber soñado con un mundo mejor, escuchando a un hombre de tanta estatura ética como lo es Fidel Castro. A mi juicio, y circunscrito al orden material, la “mayor justicia” la ofrece el justicialismo y lo digo en la nota; si quiere sumarse está a tiempo, cualesquiera sea su edad.


Observaciones a los textos precedentes


Fidel, "de excepcionales cualidades éticas"... Un dictador, asesino no ya de sus opositores, sino tambien de hos de sus camaradas que le podían hacer sombra; imponer un sistema que viola los más elementales derechos humanos y además, a sumido al pueblo en la pobreza, con la sola excepción de la burocracia política y militar, y que a pesar que eso está claro hace varios años, no cambia por su sola tozudes y egocentrimso; que mantiene un estado gendarme en el cuál el mayor mérito es ser soplón de la policía política, señalando a quien osa quejarse las pésimas condiciones de vida, o viola los estrictos controles para poder comer. ¡ Que cualidades éticas,Pauliliz!!



¿Estatura ética? ¿Como un tipo que se involucró directamente con la guerrilla en Angola puede tener estatura ética?



Respuestas a estas observaciones:


Contesto a las observaciones de mi 106 y mi 101:106) Mi respuesta a su interrogante es sí; lo inmoral habría sido no involucrarse.101) Usted formula cargos desde una carga ideológica evidente, sin ninguna referencia concreta ni de análisis de causa a efecto que en todo caso pudieron condicionar las decisiones, como por ejemplo al embargo de USA, que lamenta la pérdida de su garito prostibulario. Insisto en que se trata de un estadista de alta ética que luchado por lo que entendió una superación de su país; y le digo más, creo que lo consiguió en cuanto a la condición de colonia sumistradora de placeres sucios que antes revestía.



Observación a la respuesta dada en segundo término del párrafo anterior:


Contesto a la observación a mi 118: No, ahora no; por lo menos no el sentido de prestación oficial en el sentido de apéndice político del sistema vejatorio del imperio, como lo fue la esclavitud durante tantos años.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal