martes, 6 de abril de 2010

"SOBRAS Y NIEBLA": DE LA CAVERNA DE PLATÓN A LOS GRANDES INTERROGANTES.





Woody Allen. Con Woody Allen, Mia Farrow, John Malkovich, Jodie Foster, 1992.


Quizá haya sido intención del gran Woody Allen presentarnos el desarrollo argumental de esta película en un encuadre ambiental que remite simbólicamente a la Caverna de Platón; también en este caso la visión y perspectiva de las personas involucradas es difusa, empobrecida y degradada respecto de lo que había sido la mirada a pleno día, al conjuro de la luz del sol, donde aparecerían las figuras en su plena y deslumbrante idealidad; mientras estemos condenados a vivir en un mundo terrenal, ensombrecido e imperfecto, debemos conformarnos con esa visión devaluada, a la que accederemos supuestamente en la etapa metafísica de nuestra existencia. Y es bien posible que se haya recurrido al empleo de este simbolismo analógico, ya que la trama es está cargada de alusiones filosóficas. Sobe el final, aparecen vehículos pretendidamente interplanetarios – con una estructura sumamente “berreta”, muy digna del ingenioso humor de Allen. Sus tripulantes pretenden tener acabado conocimiento de la existencia y sentido de nuestra condición terrena: antes los acuciantes requerimientos que se les formulan, dan instrucciones precisas en algunos aspectos; sobre los relevantes, los tachan de impertinentes: pero los interrogantes esenciales de la vida humana quedan planteados.
.............................................................................................................................................


















Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal