martes, 27 de octubre de 2009

"EL SENTIDO DE LA HISTORIA: EL ESTADO PRUSIANO DE HEGEL"




¿La historia nos indica que estamos caminando en algún sentido; que el devenir de los hechos indica el andamiento hacia un objetivo, propósito o proyecto determinado? En otras palabras, puede pensarse como subyacente en la historia un designio en el que, válidamente pueda inferirse el cumplimiento de una meta trascendente; es la historia de naturaleza teleológica, de modo que su esencia y razón de ser conlleva el arribo a un fin que, alojado en la médula de los acontecimientos, se erigirá en la cumbre vital del acontecer humano. Jorge Guillermo Hegel, de quién nos hemos ocupado con anterioridad y dado en esa ocasión las precisiones pertinentes, desde su enrolamiento en el idealismo alemán, elaboró una célebre doctrina sobre la evolución progresiva de la historia llamada dialéctica; según ésta, cada proceso histórico acarrea elementos negativos o de oposición en su dinámica interna; se produce entonces la lucha de los elementos opuestos y esto conduce a una fase superadora que por definición implicará un avance sobre el estadio anterior, pero a la vez será el eslabón inicial del ciclo siguiente, y asi sucesivamente hasta alcanzar su fin que estaría dado por un orden estatal perfecto, en lo que entendía por tal la concepción hegeliana. Fichte, por razones didácticas para sus fines docentes, resumió esquemáticamente el proceso en la mención de la trilogía: tesis, antítesis y síntesis que es el modo de su conocimiento más generalizado. Es importante razonar sobre este método de entender la historia, proyectándolo por ejemplo a los antecedentes de los grandes y modos de concreción de los grandes acontecimientos históricos. Pero también lo es por cuanto en posteriores trabajos no ocuparemos de los pensamientos disidentes; baste decir que el primer pensador en marcar diferencias fundamentales con Hegel, en este aspecto, fue uno de sus alumnos: CARLOS MARX.
........................................
¡UNA SONRISA… PÓNGALE ONDA, PLEASE!

-La Mujer le deja una carta al marido:¡ No soporto más tu humor de perros y tus manías de coleccionista, te dejo … me marcho con mi ex novio; por delicadeza te dejo en el horno algo para la cena!.

El marido abre la puerta del horno y exclama… ¡Otra vez pescado!

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal